Madrid teatros 2019

Musicales Madrid 2019
20 febrero, 2019
¿Los Max bajo sospecha?
26 febrero, 2019

Madrid teatros 2019

TEATROS DE MADRID, VIVIR EN COMPETENCIA y/O CONVIVENCIA

Madrid lleva años viviendo, o sufriendo, ese BOOM teatral que le ha llevado a convertirse en el centro escénico de la península. Dentro de este espacio de teatros, calles, texto, comedias, musicales, off, on y demás; las empresas y empresarios están intentando llevar una  convivencia. Convivencia que más bien se convierte en competencia. Ha sido uno de los males más grandes del sector , el no saber compartir experiencias y resultados para mejorar futuros rendimientos. Todos tenemos ombligo y todos somos hijos del mercado que vapulea o aúpa por igual a todos. Si llueve, llueve para todos, y si hay fútbol, hay fútbol para todos; pero no llegamos a comprenderlo y propugnamos diferentes asociaciones que se convierten en nuevos eslabones de la cadena.

Me vienen a la cabeza las palabras del maestro Fernán Gómez. «Cuando el español cree que envidia a otros, no es en realidad envidia lo que siente, porque envidiar es querer hacer lo que el otro hace, por ejemplo escribir las 1.200 páginas que tiene El Quijote. Lo que nosotros llamamos envidioso no es el tipo que dice con gesto de asco que a fin de cuentas el Quijote no es para tanto. Eso no es envidia, sino desprecio. Las ganas que se tienen de que Raúl falle un gol porque ya está bien de Raúl, ¿es que no hay más que Raúl?, es desprecio. No hay lugar para la excelencia. Creo que el pecado que más puede definir al común de los españoles es el del desprecio”. Y creo que, además de que estas palabras deberían ser dogma de fe, resumen las actuaciones de mucho de lo que ocurre en el sector teatral.

Para tratar de entender la realidad del mercado del teatro de Madrid, intentaremos hacer un pequeño esquema que nos hable de los teatros, los empresarios, los géneros. Podríamos hablar del Teatro Público: Inaem/Ministerio de Cultura: Teatro María Guerrero, Teatro de la Zarzuela, Teatro de la Comedia  y Valle Inclán; Comunidad de Madrid: Teatros del Canal; Ayuntamiento Madrid: Teatro Español  y Teatro Fernán Gómez, Conde Duque, Galileo y Naves del Matadero).  Luego está el sector privado con los grandes teatros de la Gran Vía, las comedias que arrasan en taquilla, los Off y alguna experiencia paralela al mismo.

Hablemos del sector público, el sector privado y los OFF. Manejemos la forma de explotación teatral como líneas para tratar de hacer este croquis teatral. Dejamos para un capítulo aparte el tema de musicales y espectáculos/evento, tipo de El Circo del Sol, Circlássica, los Disney on Ice y similares.

Dentro del espacio de público tenemos el Teatro María Guerrero y el Teatro Valle Inclán. Llevan años trayéndonos textos clásicos y producciones arriesgadas, así como festivales tan maravillosos como “Una mirada diferente” o “Titerescena”. Este año se despide Ernesto Caballero de su gestión y lo hace ubicando y sazonando su programación con textos de Chejov y Dostoievski. Caballero es un hombre de Teatro y es lo que ha ofrecido en su dirección del Centro Dramático Nacional. Los aciertos y errores son cuestiones subjetivas, pero siempre ha encontrado lugar para textos interesantes  y poderosos, textos de esos que “sólo se pueden hacer en el CDN” y por eso ha cumplido. Aunque preferimos pensar que su despedida fue ese acto de AMOR a la profesión teatral, esa joya llamada UN BAR BAJO LA ARENA, donde repasaba los años de luz del “mariguerri”…. Su EL JARDÍN DE LOS CEREZOS tiene demasiadas pegas para considerarse una despedida a su altura.

El Teatro de la Comedia, el teatro clásico, los autores del siglo de oro, los autores del verso, el teatro de rimas y chanzas ha sido guiado por Helena Pimenta (que tengo la sensación de que se le ha colgado aquel san Benito de “la del sueño de verano de UR teatro). Helena ha fidelizado públicos mayores y jóvenes, ha traído colegios y ha colgado llenos diarios en su sede reformada de la calle Príncipe.  ¿Alguna pega? Pues sí y no,  los logros superan cualquier desagravio pues los empeños han hecho de la misma una casa de puertas fácil de guardar y aplaudir.

El tema de la Compañía Nacional de Danza y el Ballet Nacional me da la sensación de estar totalmente en desventaja respecto a otros lados del arte escénico. Sin teatro oficial, con salas de ensayo que van y vienen, sin presupuestos y, sin embargo, los que más viajan fuera de nuestras fronteras y mostrando esa horrible expresión llamada “marca España”. Para cuándo un teatro o espacio para ellos. Es curioso que un país donde tantos y tan buenos bailarines ha dado, haya olvidado y defenestrado tanto este noble arte de puntas, expresiones y cuerpos estirados con tanta belleza.

Y los dos puntos calientes del público. Carme Portaceli ha impregnado de un tono femenino las producciones del Teatro Español que, en la anterior gestión, tengo la sensación de que había olvidado el objetivo. Portaceli ha dado tono, color y propuestas, acertadas o no pero que han llenado las butacas. Mujeres y memoria histórica en un teatro que veremos qué pasa. El Ayuntamiento ha dejado de lado las Naves del Matadero, Conde Duque y Galileo; teatros que tenían vida teatral y parecen ahora destinados a otros menesteres (nuevas artes y experiencias casi de intervenciones artísticas más que escénicas) que podemos entender y aplaudir, pero no ese “Quitate pa ponerme yo”. Y el ejemplo es el Teatro Fernán Gómez que ha sabido moldearse a la tempestad de “dicen que va a ser un centro para conciertos”, etc. Ha sabido combinar exposiciones, con textos arriesgados y clásicos y luchar por mantenerse “vivo»

El Teatro de la Zarzuela, refrescado los últimos años por Daniel Bianco, ese italiano que ha llenado de moderneces (en el mejor sentido de la palabra). El escenario de un poco rancio público que ha demostrado su mala educación, abucheando (eso sí, nunca pagando entrada, siempre siendo invitados) a valerosos y magníficos esfuerzos como ¡CÓMO ESTÁ MADRIZ! o MARUXA.  No sé si soy público de la Zarzuela pero sí del riesgo y la valentía,  ¡más si es maltratada!. Nombres como Paco Azorín, Sanzol o Messiez han entrado en un templo que necesitaba y necesita reformas. Sin olvidar a sus clásicos, a esas maravillosas locuras de Emilio Sagi (su EL CANTOR DE MEXICO, ¡era tan tan kitsch y tan graciosa!

Y nos quedan los Teatros del Canal más pendientes ahora de las elecciones para ver su rumbo, necesitado de un director artístico (lo que ha hecho Jaime de Los Santos en la Comunidad de Madrid es  magnífico). Con esas luchas en porcentajes de programación entre Clece, Comunidad y ahora Klemark. Cuando Albert Boadella se despidió y dejó el mando en manos de Alex Rigola, dijo que los Teatros del Canal eran un trasatlántico y que esperaba que no ocurriera lo mismo que con el Titanic, que una noche un simple iceberg hundió esa obra magna. Crucemos los dedos.

Y ese mundo de la gestión privada , ¿la guerra privada , las asociaciones de teatros, de productores teatrales y alguna más. En fin, harina de otro costal. Si unieran todas sus fuerzas serían tan musculosos como el que más.

GrupoSmedia: Teatro Alcázar Cofidis, Teatro EDP y Pequeño Teatro Gran Vía, Teatro Fígaro y el Capitol Gran Vía. Comedias como El Test, musicales como Ghost, monólogos con Berto Romero y Dani Rovira. Un ejemplo de empresa teatral de gestión (llevan más teatros, pero hablamos sólo de Madrid capital) donde fácilmente pueden tener entre sus paredes 20 funciones semanales distintas. Nos gusté o no su gestión, son uno de los fuertes del mercado y manejan su negocio como mejor saben.

Pentación y Jesús Cimarro. Jesús es el paradigma del hombre trabajador, es de Ermua, un pequeño pueblo vizcaíno donde se enamoró del Teatro. Pentación junto con Focus gestiona el Teatro Bellas Artes y el Teatro La Latina (sí, el que fue de Lina Morgan) donde en temporadas cortas generalmente apuestan por los grandes actores, nombres clásicos de la interpretación; y por obras que el mismo Jesús y su equipo han estrenado en el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida. Cada verano convertido ya en una tradición que trae a Madrid, siempre que la producción se pueda. Pentación y Smedia son dos cartas muy opuestas de una misma manera.

Grupo Marquina: Teatro Marquina y Teatro Príncipe Gran Vía. El Marquina lleva años buscando su nuevo gran éxito tras ARTE o MASTERCLASS.  Ahora lo está intentando con EL CURIOSO INCIDENTE DEL PERRO A MEDIANOCHE. Un magnífico teatro necesitado de magníficos textos. Sin embargo, el Príncipe parece haber encontrado filón en las comedias de “larga estancia” como Toc Toc. Desde Iraya (empresa del grupo Marquina) siguen produciendo y distribuyendo.

Summum Music maneja el Teatro Nuevo Apolo, sede de musicales y Los Morancos. El Teatro Maravillas, con las eternas comedias de alta burguesía, llenas de caras y actores conocidos. El Infanta Isabel en manos de Iria producciones que ha llevado a nombres como Sanzol, Guillem Clúa o Sandra Ferrús a sus escenarios y está haciendo un excelente trabajo. El Teatro Amaya se lo ha currado adaptando programación y horarios  a su zona de Chamberí, donde Arturo Fernández ha conseguido cifras astronómicas con sus funciones.  Ahora MUERTE EN EL NILO. EL Teatro Alfil sigue luchando con sus comedias, gags, humor físico y flamenco, sí, !!FLAMENCO!! Y por supuesto la lucha diaria del Teatro Lara, su multiprogramación es una forma de autonutrirse y financiarse.  Las críticas fáciles acerca de su gestión personalmente me parecen gratuitas. es una casa que conozco bien y que, independientemente de que te guste o no su gestión, es un teatro “condenado” a vivir de la venta de entradas porque no distribuye, no produce (alguna rara vez) y vive de la taquilla, algo que le da, en mi opinión, licencia para reinventarse todos los días.

Con ofertas comerciales y mucho ruido mediático encuentra su público el Gran Teatro Bankia Principe Pio.  El Arlequín Gran Vía, que además de tener a Broncano y su Resistencia, utiliza el humor para llenar butacas. Enrique Cornejo se empeña en mantener el Muñoz Seca, pero no le da cariño me temo, y por eso perdió el Teatro Reina Victoria, sede del gran éxito de la temporada PERFECTOS DESCONOCIDOS. Y tras sufrir idas y venidas parece que por fin los Teatros Luchana han encontrado tono y público, es un espacio realmente agradable que me alegro haya sobrevivido al mercado! Igual que el Teatro San Pol, con sus niños, sus cuentos y sus magníficas actividades.

Mención aparte merece el Pavón Teatro Kamikaze,   experiencia creativo artística empresarial, sazonada de actores muy, muy, muy interesantes,  y subvenciones. Han creado su pequeño microcosmos dentro del espectro madrileño, donde ser un kamikaze mola, donde el hecho teatral se convierte casi en una religión. Una de esas propuestas artístico empresarial que intentan innovar en todos los sentidos.

Y LLEGAMOS AL MUNDO OFF que considero que sí es un ejemplo de convivencia y no de competencia. Se han dado cuenta que su público es el mismo y que, si lo riegan, lo cuidan y lo abonan, crece y regresa para florecer cada mes. Y tras este facilón símil, este circuito donde la modernez y una idea de marketing más o menos acertada, ha conseguido tejer un circuito por la calle Ercilla y alrededores, por Lavapiés, La Latina, Chueca y allá donde haya talento y ganas (peluquerías o salones de casas “MAGNANI”).

Dt Espacio Escénico. El descaro del Burdel a escenaEstudio 2 Manuel Galiana ha echado mano de grandísimos textos siempre. La Encina Teatro, la sala Mayko, Sala Mínima, El Montacargas y su recurrente Pinter. La Usina, El Umbral de Primavera saltando con los creadores del otro lado del charco.  El Teatro de las Aguas y sus locas comedias en La Latina. La apuesta por el talento del OFF LA LATINA. La Sala Azarte y sus largas colas en Chueca para acceder a la sala cada fin de semana. El reabierto Teatro Pradillo buscando hueco. La MAGNÍFICA programación del Teatro Intemperie en la plaza dos de mayo. La Sala Arapiles 16 buscando un espacio entre un público serio. Y  los maravilloso textos, licores y magia del Espacio Guindalera, luchando como nadie para estar ahí una y otra vez. ¿Templos? Nave 73, Sala Cuarta Pared, Artespacio Plot Point o Lagrada;  donde es realmente difícil encontrar hueco para poder estrenar una función. !BRAVO!

Y dos joyas de Lavapiés. Teatro del Barrio, magnífica programación y siempre, todas las temporadas tienen par de maravillas (los días de la nieve y tus otros hijos os te olvidan sin ejemplo de ello) Y la katártica Sala Mirador, lo que viene siendo un clásico, ¡no sólo sus tomates!

Háganse un mapa (qué buena idea! Un mapa escénico en Madrid que el ayuntamiento estaría bien que creara) y acuda a todas salas. Por supuesto, no están todas las que son, ni son todas las que están, pero sirve para que ustedes vean que si se hiciera un Fuenteovejuna.

MADRI. MADRI, MADRI…. musicales en Madrid

Madrid teatros 2019
5 100% 1 vote

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a MET

Suscríbete a MET

Toda la actualidad teatral y la cartelera de Madrid. Además, te invitamos todas las semanas al teatro

* Este campo es requerido