LA CABEZA DEL DRAGÓN en el Teatro María Guerrero

¿QUIERES PECAR CONMIGO?, en el Teatro Marquina
2 julio, 2022
400 DÍAS SIN LUZ en el Teatro Valle Inclán
4 julio, 2022

LA CABEZA DEL DRAGÓN

presenta

LA CABEZA DEL DRAGÓN

Escrita por Ramón María del Valle-Inclán y dirigida por Lucía Miranda

30 SET – 13 NOV 2022

El humor de la farsa anima a los personajes de esta obra teatral. Tras la apariencia de un cuento de hadas, una bella infantina a punto de ser devorada por un dragón y un valiente príncipe que será su salvador, se esconden muchas referencias históricas de la época de Valle-Inclán, un autor genial y una de las personalidades más interesantes de la Generación del 98.

El Teatro María Guerrero convertido en un tablado de marionetas gigante para educación de príncipes, donde los príncipes somos nosotros, el público.  Un grupo de actores menores de treinta y un autor de repertorio canónico, convocados a un duelo: ¿Qué es esto de educar?

Esta es la historia de un joven (de tantos…) que se revela ante el designio heredado y comienza un viaje para encontrarse así mismo, la lucha perpetua entre la juventud y  la imposición de lo establecido, de la autoridad.  Y hay amigos, y hay un bar, y un amor  imposible, y un cara a cara con la muerte.

Una propuesta wagneriana, cinematográfica y anacrónica.

El texto de Valle-Inclán La lámpara maravillosa remite a un pasado medieval y fantástico donde las princesas han de ser rescatadas por príncipes de las garras de fieros dragones. Su estructura de cuento popular para niños y niñas es una fachada, porque en realidad la obra está plagada de referencias al contexto político y social de la época del autor.

La fidelidad al texto original fue para la directora primero una limitación, pero pronto se convirtió en la base de su trabajo. “Por estar, está hasta el dramatis personae y las acotaciones maravillosas de Valle, que contarán con la voz de José Sacristán”, apunta Miranda. Y sobre todo, destaca, en La cabeza del dragón está el espíritu crítico y el sarcasmo del autor gallego.

La cabeza del dragón confronta la tradición y la norma, y según Miranda “eso es algo muy contemporáneo: la monarquía, el papel de la mujer, lo que te toca en la familia dependiendo de si eres el primogénito o el pequeño… el designio heredado está en todo”. Se ha trabajado en construir unos personajes que huyen de los esquemas prototípicos.

Una escenografía preciosista y un patio de butacas que se extiende y se confunde con la escena, son algunos de los elementos que convierten la Sala grande del María Guerrero en un espectacular site specific. “El teatro es un personaje más”, según su directora.

Pero si hay un elemento en el que reposa la fortaleza del espectáculo, es en su elenco. “Actúan, cantan, y tocan ocho instrumentos en directo, aparte de presentar dieciocho personajes y cinco coros. Es un espectáculo pensado para un grupo joven, donde hay artistas de todas partes de España y que representan la diversidad de su generación”, cuenta Lucía Miranda sobre el reparto. El grupo actoral está formado por Francesc AparicioAres B. FernándezCarmen EscuderoMaría GalvezCarlos GonzálezMarina MoltóJuan PañosChelís QuinzáMarta RuizVíctor Sáinz Ramírez y Clara Sans.


Nota del directora

Valle Inclán escribe en La lámpara maravillosa: “cuando mires tu imagen en el espejo mágico, evoca tu sombra de niño. Quien sabe del pasado, sabe del porvenir”.

Tenía  veinticinco años cuando dirigí mi primera obra, fue La cabeza del dragón de Valle-Inclán. Voy a cumplir cuarenta, y me sigue interesando. Detrás del cuento de hadas de buenos y malos, detrás de la sencillez de su forma, reside en la farsa un impulso punky de destrucción de los mundos tradicionales, de acabar con la norma establecida.  Por algo los críticos de la época  dijeron que no era apropiada para niños.  La cabeza del dragón formaba parte del proyecto “Teatro de los niños” de Benavente al que Valle acompañó convencido de que en él, se encontraba la renovación del teatro nacional. De todos los Valles que podía elegir, elijo el Valle más marginal, el que escribe para quien nadie quiere escribir: la infancia, y propongo un cuento de hadas para adultos.

En un momento de profundos cambios en la tradición española, La cabeza del dragón es una invitación a preguntarnos qué es la tradición, cómo decidimos cuál es buena o mala, quién lo decide y cómo construimos nuevas. ¿Sabemos nosotros del pasado? ¿Cómo nos relacionamos con él? ¿Podemos saber del porvenir?

Tal vez, si evocamos nuestra sombra de niños, lo consigamos…

Lucía Miranda

Equipo artístico

Texto Ramón María del Valle-Inclán

Dirección Lucía Miranda

Reparto Francesc Aparicio, Ares B. Fernández, María Galvez, Carlos González, Marina Moltó, Juan Paños, Chelís Quinzá, Víctor Sáinz Ramírez y Clara Sans

Escenografía Alessio Meloni

Iluminación Pedro Yagüe

Vestuario Anna Tusell

Ayudante de direcciónBelén de Santiago

Espacio sonoro  Nacho Bilbao

Producción Centro Dramático Nacional

¿tú qué opinas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.