En defensa del OFF

por Juan Mairena

 

No pretendo hacer un análisis de la situación del teatro alternativo o teatro off –como se viene conociendo en los últimos años al teatro realizado en salas que se hallan fuera del circuito comercial- ni tampoco dar soluciones, pero sí alzar mi voz en defensa de la importancia y la necesidad de su existencia, tanto para los profesionales como para las personas que amamos el Teatro. Aunque ahora no seamos conscientes de ello, estamos viviendo una movida teatral, que en muchos aspectos recuerda a aquella otra movida madrileña, más musical, surgida en la transición y que se prolongaría hasta bien entrados los años ochenta.

 

Si en aquella ocasión fue el concierto homenaje a Canito el acto que aglutinara aquel movimiento, esta movida teatral, surgida tal vez de la crisis, cristaliza con la aparición de La Casa de la Portera y el estreno de Ivan-Off, adaptación de José Martret de la obra de Chéjov. Sin saberlo, Martret había elegido un título profético. Es cierto que no fue la primera sala ni será la última, pero sí la que supuso un revulsivo para la escena teatral madrileña, pues su enorme éxito motivaría e impulsaría la creación de nuevos espacios donde muchos profesionales han tenido la oportunidad de mostrar sus trabajos y darse a conocer, algo que de otra forma no habría sido posible o, en cualquier caso, muy complicado.

 

En los últimos meses se ha hablado mucho del Off, no siempre en buenos términos, ya que se han vertido críticas sobre la precarización, la calidad e incluso la falta de profesionalidad en este ámbito. Nadie duda de las condiciones precarias en las que se trabaja, en algunos casos perdiendo dinero, pero no puedo estar de acuerdo con la afirmación de que el Off precarice la profesión, ya que si algo hace es revalorizarla. No en vano las grandes salas están cada vez más atentas a lo que ocurre en el Off, programando obras e incluso abriendo salas pequeñas en un intento de emular su éxito. Así mismo, las obras y profesionales del Off están empezando a tener cada vez más presencia en premios como los de la Unión de Actores o los MAX, algo que antes no ocurría, por no decir que era impensable.

 

Estamos hablando de salas pequeñas, con un aforo reducido, trabas legales y sin ningún apoyo por parte de la Administración, espacios que nunca van a poder competir con las salas comerciales y mucho menos pensar en un salario digno que dependa exclusivamente, y en el mejor de los casos, de lo que se obtenga en taquilla. No sé cuál es la solución, pero tengo claro que no es el Off, sino aquellas instituciones que con su actitud, no sólo apática sino beligerante, precariza el sector.

 

Otro de los logros del Off ha sido sumar espectadores, despertando el interés de un público nuevo que nunca antes había ido al teatro. Y es responsabilidad de creadores, artistas y programadores mantener ese interés con espectáculos de calidad que, en ese aspecto y como se ha demostrado, no sólo pueden competir, sino superar a espectáculos programados en salas grandes. Porque la calidad no está en el tamaño, ni siquiera en los medios, sino en el talento, la ilusión y el esfuerzo de los profesionales que cada día se dejan la piel en su trabajo.

A pesar de las circunstancias adversas, o tal vez gracias a ellas, estamos viviendo uno de los momentos más emocionantes y esperanzadores del teatro en nuestro país. Nunca antes habíamos tenido tanta oferta, ni tanta gente interesada y apasionada, ni tantos blogs, programas de radio y editoriales que apuestan cada vez con más fuerza por el Teatro español. Por todo ello, no debemos dejar pasar esta oportunidad histórica e intentar, entre todos, que esta movida teatral dure muchos años. Salud y teatro.

 

Juan Mairena

Dramaturgo y Director de Escena #CERDA

En defensa del OFF, por Juan Mairena
Vota este post

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies