TEATRO CONDE DUQUE

 

ILÍADA de Guillem Clua / ODISEA de Alberto Conejero

Dirección / José Luis Arellano García

Del 02 al 26 de noviembre

PROYECTO HOMERO


La Joven Compañía inicia su cuarta temporada en Conde Duque con dos de los pilares de la literatura occidental: la ILÍADA y la ODISEA. Dos de los dramaturgos más en forma de la escena española, Guillem Clua y Alberto Conejero, construyen esta arriesgada y valiente propuesta teatral para hablar del origen de Europa, la guerra, la patria, la esperanza y nuestra identidad.

Dos encargos para revisar y acercar a nuestra época y al teatro europeo las dos grandes epopeyas griegas en voz de Homero: la Ilíada y la Odisea. Los dos poemas épicos recogen los temas que luego han constituido la civilización occidental.

ILÍADA

versión de Guillem Clua

Nueve años después del rapto de Helena por parte de Paris, el ejército aqueo ha conseguido poner Troya bajo sitio. La guerra parece llegar a su fin, pero Aquiles se retira de la batalla tras una disputa con el rey Agamenón. Esa decisión cambiará el rumbo de la guerra y hará que la tragedia se desboque en ambos bandos.

 

NOTA DEL AUTOR

“La verdad es la primera víctima de cualquier guerra.” Ésta fue la primera frase que escribí cuando me lancé a versionar la Ilíada. Y ahí se quedó, en boca de un Aquiles ensangrentado que nos interpela desde el escenario tras una orgía de destrucción. Con esa frase, Aquiles nos advierte: lo ficticio no es sólo la obra de teatro que vamos a presenciar, sino el propio relato histórico en el que esa obra se inspira. El mito homérico se convierte así en una monumental fachada, hermosa como pocas, que se ha mantenido en pie durante milenios para esconder los horrores de la guerra que, en el fondo, no han cambiado nada en todo este tiempo.

A la verdad le siguen otras víctimas: el amor, la lealtad, el heroísmo… Y de eso se lamentan Helena de Troya, Patroclo, Casandra o el mismo Agamenón. Sus lamentos pronunciados en el siglo XIII a. C. retumban como truenos hoy cada vez que estalla una bomba en cualquier rincón del mundo, y se elevan por encima de la épica para entrar en lo humano.

Al tomar el relevo de Homero (y de tantos autores que han bebido de esos cantos a lo largo de los siglos), he intentado tener esa humanidad siempre presente. Hay que contar las gestas, claro, los episodios que todos tenemos en mente: Helena contemplando la lucha entre sus dos esposos desde la muralla de Troya, Patroclo saliendo a la batalla con las armas de Aquiles, la terrible venganza de éste sobre Héctor… pero allí, en las rendijas de lo heroico, Homero siempre encuentra un lugar para la belleza, para el amor, para la piedad.

La guerra siempre ha estado presente en mis obras. Desde La piel en llamas, pasando por El sabor de las cenizas, Marburg y, claro está, por la primera obra que escribí para La Joven Compañía, Invasión. En todo este tiempo me he dado cuenta de que escribir sobre la guerra consiste en rellenar los espacios que la destrucción ha dejado tras de sí; es una constante lucha contra el vacío, una búsqueda incansable de la cordura en medio del caos, del sentimiento en la oscuridad metálica que trata de enmudecerlo. Y eso es más verdad que nunca en la Ilíada, una obra sumergida en el dolor y la muerte hasta tal punto que la más ínfima muestra de humanidad brilla más que una galaxia entera.

 

COMPRAR ENTRADAS

 


 

ODISEA

versión de Alberto Conejero

Han transcurrido veinte años desde que terminó la guerra de Troya y Ulises no ha regresado a Ítaca. Allí aún le esperan su mujer, Penélope, y su hijo, Telémaco. Los pretendientes dilapidan las riquezas del reino y se disputan el trono. Telémaco decide entonces emprender el viaje y averiguar el destino de su padre. Es el inicio de una doble travesía, la de Ulises y la de Telémáco, repleta de aventuras, sirenas, cíclopes y toda suerte de misterios.

 

NOTA DEL AUTOR

Nuestros mares están llenos de náufragos, nuestras fronteras de desplazados; nos persiguen nuevos cíclopes, nuevas sirenas. Ahora se llaman “mercados”, “fanatismo”, “desesperanza”. Y allí está Homero, su capacidad inagotable de arrojar luz entre tanta oscuridad. Porque la Odisea es una celebración de la aventura de estar vivo, un canto al fulgor de nuestro camino en la tierra, una invitación a descubrir y a descubrirnos. Ulises ha de sortear las sirenas y los fantasmas que le hablan de las gestas de un pasado sangriento. Telémaco ha de emprender el viaje sin temer a un futuro incierto. Homero parece entonces decirnos que si enfrentamos nuestros fantasmas, los del pasado y los del futuro, viviremos plenos de presente. Y el presente es el único lugar en el que estamos vivos.

Agradezco a La Joven Compañía la confianza y también la oportunidad de sumergirme en la Odisea. Siento la enorme y fascinante responsabilidad de acercar Homero a nuestros jóvenes. Al igual que Ulises pensé, no pocas veces, que iba a naufragar en el intento. Sin embargo, el aliento de este grupo excepcional me ha permitido culminar la tarea. La Odisea me ha permitido explorar, desde una perspectiva nueva, algunos de los temas que me persiguen como autor: la memoria (La piedra oscura), la identidad (Cliff / Acantilado) o la lucha por escapar de la melancolía (Todas las noches de un día).

 

COMPRAR ENTRADAS

 


 

FICHA

Dirección / José Luis Arellano
Dirección del proyecto / David R. Peralto
Iluminación / Juanjo Llorens (AAI)
Escenografía y vestuario / Silvia de Marta
Música coral / Josep Vila
Música y espacio sonoro / Mariano Marín
Videoescena / Álvaro Luna (AAI) y Elvira R. Zurita
Coreografías / Andoni Larrabeiti
Dirección de producción / Olga Reguilón
Dirección de comunicación / José Luis Collado
Dirección técnica / David Elcano
Diseño de imagen y vídeo promocional / Juanma Carrillo
Márketing y desarrollo / Pedro Sánchez
Ayudantía de dirección / Andoni Larrabeiti, Fernando Sainz de la Maza y Luis Mengo
Ayudantía de  escenografía y vestuario / Judith Alcubierre, Goyo Arias,  Alan Flores, Rubén Martínez y Victoria Retama
Ayudantía de música / Pablo Abarca
Ayudantía de producción / Nuria Chacón, Víctor Hernández y Daniel Villar
Regiduría / Víctor Hernández
Ayudantía de comunicación / Samuel García (CM) y Pedro Sánchez
Realización escenografía / Juan Carlos Rodríguez
Sastrería / Conchi Marro
Fotografías de escena / Javier Naval

Reparto: Javier Ariano, Cristina Bertol, Katia Borlado, Alejandro Chaparro, Juan Frendsa, Víctor de la Fuente, Cristina Gallego, Jota Haya, Carmen Ibeas, Samy Khalil, Jesús Lavi, Juan Carlos Pertusa, Álvaro Quintana, María Romero y Álex Villazán

Fechas y horarios: Del 02 al 26 de noviembre
3, 11, 17 y 25 de noviembre – Ilíada. 20h
4, 10, 18 y 24 de noviembre – Odisea. 20h
Sábados 5, 12, 19 y 26 de noviembre – Programa doble: Ilíada 18h y Odisea 20h en el  CONDE DUQUE

Funciones para centros educativos (matinales):
Martes y miércoles / 10 y 12:30h
Jueves y viernes / 11h

 

 

PROYECTO HOMERO: ILÍADA / ODISEA de La Joven Compañía
5 100% 1 vote

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies