NAUFRAGIOS DE ÁLVAR NÚÑEZ en el Teatro María Guerrero

DÍAS DE VINO Y ROSAS en los Teatros Luchana
13 enero, 2020
Elena Fortún (SENDERO FORTÚN) Teatro Valle Inclán
30 enero, 2020

TEATRO MARÍA GUERRERO

CDN presenta

Naufragios de Álvar Núñez

Texto: José Sanchis Sinisterra

Dirección: Magüi Mira (Versión y Dirección)

A través de una forma dramática informe, de una teatralidad que asume gozosamente el fracaso de la coherencia, de la consistencia, de la causalidad lineal, de la unidad estética, de cualquier Poética, en fin, aristotélica, Naufragios de Álvar Núñez nos induce a plantearnos la problemática de la alteridad, el fracaso de la relación con el Otro como paradigma de la conquista de América, de toda conquista y colonización, de toda tentativa de colonizar al otro, ya sea ignorándolo, negándolo, impidiéndole ser otro o destruyéndolo. Y el Otro es el indio americano, sí, pero también el norteafricano que emigra con su hambre oscura a la privilegiada Europa, y también la mujer que se mimetiza en objeto del deseo del hombre, y también aquel que “merodea bajo tu ropa”, aquel que “susurra bajo tu piel”… Ese otro interior, sí, que tan frecuentemente ignoramos, negamos, impedimos y destruimos.

José Sanchis Sinisterra

El libro «Naufragios«, de Álvar Núñez Cabeza de Vaca narra la odisea por el desierto texano y del norte de México de un grupo cada vez más pequeño de náufragos españoles que habían partido en el primer cuarto del siglo XVI de nuestro país para conquistar la región que hoy es Florida.

A lo largo de 8 años, Cabeza de Vaca y sus compañeros recorrieron casi de punta a punta el Sur de los Estados Unidos. Fueron perseguidos por los indígenas, esclavizados por estos, practicaron el canibalismo y curaron con soplos e imposición de manos en nombre de Cristo, hasta arrastrar multitudes tras de sí que los veneraron como a dioses.

Pero, sobre todo, fueron testigos de la vida de una población que en la región de Florida apenas acababa de salir del paleolítico y que en la zona del pacífico mexicano había alcanzado unas cotas de desarrollo cultural y económico bastante elevadas. Dejando importantes aportaciones antropológicas, lingüísticas y culturales sobre la región.

Nos cuenta el cronista, además, cómo más allá de bandos y posiciones maniqueas, existían los indios esclavistas y también los cristianos llegados a América sin más afán que el de hacer fortuna rápidamente y cargar de cadenas a los nativos; pero también las comunidades generosas, capaces de dar lo poco que tenían a quienes no conocían y hombres como el propio Álvar capacitados intelectual y espiritualmente para denunciar el maltrato que en nombre de la corona se estaba llevando a cabo sobre los indios, que en ciertas zonas donde la presencia de los “cristianos” era ya más fuerte habían abandonado sus poblados y huido a las montañas para evitar ser convertidos en esclavos.

Que con este bagaje, cuando el Gobierno español decidió homenajear a Cabeza de Vaca lo hiciese, como cuenta el prólogo, vestido de militar, coraza y armas incluidas, en lugar de como el vagabundo desnudo y enflaquecido que en realidad fue deja claro que para muchos españoles y para varios de sus representantes lo reseñable de la conquista fue el hecho armado, la imposición por la fuerza de una cultura sobre otras, en suma, el aspecto más bárbaro y machirulo: por más que después, para quedar bien, se llenen la boca con discursos sobre la unidad lingüística o el proyecto de expansión de la cultura de la corona de Castilla.

Relato de aventuras, crónica antropológica, viaje heroico y en cierto modo místico, divertido en muchas ocasiones (uno no puede evitar considerar la peripecia, y casi el gafe, de cabeza de Vaca, desde el punto de vista del humor) el libro debería ser, con la relación de Fray Bartolomé de las Casas, lectura obligatoria para políticos de gatillo fácil, patriotas de uno y otro lado del Atlántico y en general para todos aquellos que, además de en base a eslóganes, quieran hablar de la conquista con fundamento en los datos y los hechos.

Con Álvar Núñez Cabeza de Vaca aprenderán algo que toda persona adulta debería saber: que el mundo, la realidad, es muy compleja, y casi nunca admite posiciones maniqueas. Y menos cuando estas responden a intereses no culturales o de (lícita) recuperación de la memoria, si no electorales. La cura contra el eslogan fácil y la demagogia son, como siempre, los libros.

Texto NAUFRAGIOS

Todo por el otro, pero sin él

La compleja escritura de José Sanchis Sinisterra complica la puesta en escena de ‘Naufragios de Álvar Núñez

Fabulosa plasticidad escénica para Sinisterra

El Centro Dramático Nacional presenta por primera vez en nuestro país ‘Naufragios de Alvar Núñez o la herida del otro’, dirigida por Magui Mira, con un reparto de 16 actores, en un ambicioso montaje de fabulosa plasticidad

Equipo artístico

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Suscríbete a MET

Suscríbete a MET

Toda la actualidad teatral y la cartelera de Madrid. Además, te invitamos todas las semanas al teatro

Ver términos y condiciones