LA COMEDIA DE MARAVILLAS en el Teatro de la Comedia

CALLADITAS ESTÁIS MÁS GUAPAS en el GRAN TEATRO CAIXABANK PRÍNCIPE PÍO
17 septiembre, 2020
LOS MORANCOS EL DESFASE, en el Nuevo Teatro Alcalá
21 septiembre, 2020

TEATRO DE LA COMEDIA

CNTC

presenta

LA COMEDIA DE MARAVILLAS

de Ramón de la Cruz y Lluïsa Cunillé

Del 4 de diciembre de 2020 al 14 de febrero de 2021

¡Qué inmenso personaje fue Ramón de la Cruz! ¡Y qué poco lo conocemos! A él le debemos la introducción de los principales valores de la Ilustración, la creación de nuevos tipos populares, la presencia del metateatro a través de las complejas vicisitudes de las actrices y acto- res de su tiempo, la laicización del teatro o la sistemati- zación del sainete como género escénico. ¿Saben en qué coinciden las palabras ensaimada y sainete? ¡Pues sí! En la manteca de cerdo, o saïm que és como se le llama en catalán. El sainete emula la recompensa que se daba a las aves de caza cuando cobraban una presa: un pequeño trozo de grasa de cerdo. Y a los espectadores se les recompensaba con una pequeña obra que separaba las diversas jornadas de la obra principal.

Ramón de la Cruz hizo de este arte menor una de las joyas de la dramaturgia española del siglo XVIII. Lluïsa Cunillé ha cosido diversos sainetes de Don Ramón que coinciden en mostrarnos el mundo de las compañías de teatro por dentro y nos ofrece una descripción minuciosa de sus personajes. Y nos permite, a través de los tiempos, poder acercarnos al mundo de una compañía nacional de teatro clásico, integrada por actrices y actores que han sido for- mados a lo largo de los últimos años en sus escenarios.

Lluïsa Cunillé ha escogido unos pocos de los sainetes que Don Ramón de la Cruz escribió alrededor del mundo del teatro y los ha unido sin costuras. Dándole a La comedia de maravillas palabras y estructuras provenientes de esas otras piezas breves pero que conservan en muchos casos los mismos personajes, que suelen llevar el nombre de las actrices y actores reales que los interpretaban, y elementos de evolución de la misma situación teatral.

Nos gusta imaginar que si el autor no se hubiese visto constreñido por las convenciones teatrales del siglo XVIII y por el lugar y duración que ocuparon los sainetes en las representaciones teatrales, él mismo hubiese elaborado comedias de mayor complejidad sobre uno de los temas que más le sedujeron: el teatro por dentro.

El siglo de las luces se ocupó ampliamente de analizar desde la filosofía y la crítica literaria la función del teatro en una sociedad en compleja evolución, pero fueron pocos los que se atrevieron a levantarle la piel y describir el mundo cotidiano, las grandezas y miserias que afectaron a sus profesionales.

Los sainetes metateatrales de Ramón de la Cruz nos ofrecen una posibilidad única para conocer cuán profunda es la raíz de una pregunta que nos seguimos formulando como sociedad hoy en día: ¿Tiene realmente el teatro una capacidad real de transformación de la sociedad?

Durante la segunda mitad del siglo XVIII el teatro de Ramón de la Cruz coincidió con la aparición de la prensa periódica, quizá por eso el dramaturgo buscó otros medios de representación de la realidad. Creó unos tipos teatrales que huían de una estricta situación para sumergirse en ámbitos caracterológicos mucho más complejos. Creó modelos de personajes que generaron una enorme dialéctica social, porosos a las tensiones que se producían en la calle; denunció las condiciones miserables en las que vivía una gran parte de la población y todo ello acompañando a esos personajes con una infinita ternura y capacidad de comprensión.

Sin la gran transformación que operó Ramón de la Cruz sobre  personajes,  situación y  lenguaje en su teatro, difícilmente hubiésemos llegado a los personajes populares del teatro posterior.

Dicho de otra manera, Ventura de la Vega, Arniches, los Álvarez Quintero, Jardiel Poncela o Francisco Nieva le deben mucho a la gran revolución que operó Don Ramón de la Cruz en su teatro.

Xavier Albertí

Equipo artístico

LA COMEDIA DE MARAVILLAS de Ramón de la Cruz y Lluïsa Cunillé

Reparto por orden de intervención:

 - Tadeo, Eusebio y Espectadora 1: David Soto Giganto

- Estoracio, Ponce y Majo:  Pablo Béjar

- Robles, Joaquina y Barón: María Besant

- León, Figueras y Mosquetero 1: Ariana Martínez

- Chinica, Mosquetero 3 y Mediodiente: Mikel Arostegui

- Merino, Mosquetero 2, Manolo:  Ignacio Jiménez

- El mudo, Mariana y Marquesa: Georgina de Yebra

- Espejo, Alonso y Tía Chiripa: Samuel Viyuela González

- Ibarro y Maja:  Laura Romero

- Callejo, Manolillo, Matute: Miguel Ángel Amor

- Polonia, Tia Pepa, Remilgada: Carolina Rubio

- Paca, Soldado y Espectadora 2: Raquel Varela

Pianista: Carlos Pérez Claudio

Dirección: Lluís Homar Dirección adjunta: Óscar Valsecchi Dramaturgista: Xavier Albertí Escenografía: Elisa Sanz Iluminación: Pedro Yagüe Vestuario: Elisa Sanz, Pier Paolo Álvaro Maestro de la palabra: Vicente Fuentes Selección musical y arreglos: Xavier Albertí

Suscríbete a MET

Suscríbete a MET

Toda la actualidad teatral y la cartelera de Madrid. Además, te invitamos todas las semanas al teatro