TEATRO DE LA ABADÍA 

 

 

 

“Un mosaico de sentimientos, pasiones, arrebatos y delitos”

Tras el triunfo de La función por hacer, el director Miguel del Arco se embarcó en la aventura de dirigir a Nuria Espert en un espectáculo que mostrara lo más arriesgado de su ya señalada capacidad interpretativa. El texto elegido fue La violación de Lucrecia, una de las composiciones más difíciles de Shakespeare, que narra el origen de la república en la antigua Roma. Ahora, Miguel Del Arco y Nuria Espert vuelven, después de las excelentes críticas, bajo la cúpula de La Abadía para revivir en escena este encuentro poético.

Única actriz sobre el escenario, “la Espert” va mutando para dar vida a cada uno de los protagonistas -Tarquinio, el violador, Lucrecia, la violada, y el marido de ésta- que configuran este desgarrador poema de William Shakespeare, en la magnífica traducción de José Luis Rivas Vélez, que contiene todo el germen y esplendor de las obras posteriores del autor inglés. Un espectáculo de poderosa belleza, a pesar de su escalofriante violencia.

 

NOTA DEL DIRECTOR

“He dirigido a Nuria Espert”. Una frase que nunca, jamás me imaginé que yo fuera a pronunciar en mi vida. Pasada la primera impresión, las taquicardias y el temblor de piernas llegué un día a su casa donde Nuria me hizo una puesta en escena de absoluta normalidad. Digo “puesta en escena” porque pensé que tanta cercanía y predisposición eran para tranquilizarme y empezar a trabajar pero que en algún momento haría su aparición la diva, la estrella, la gran dama de teatro que me pondría contra las cuerdas. Ésa señora nunca vino. Un día tras otro sólo apareció la actriz generosa, disciplinada, trabajadora hasta la extenuación, compañera de todos y tan divertida que es capaz de hacerme caer al suelo de la risa. Nuria se tira a la piscina con la misma energía y la misma capacidad de riesgo que han caracterizado su impresionante carrera.
No hace falta decir que podría haber elegido a cualquier director de la galaxia y, sin embargo, ella me eligió a mí ¡A mí! Ustedes excusarán que me sirva de este breve espacio para hacer mi particular declaración de amor (seguro que Nuria me da un capón. No he conocido a nadie más discreto en mi vida), pero qué otra cosa puede hacer un devoto enamorado. Ahora verán “La violación de Lucrecia” una pieza de una extrema dificultad que ella hace fácil como sólo las grandes actrices pueden hacer. Ustedes sacarán sus propias conclusiones. La mía es, y seguirá siendo que hay un antes y un después. Por el viaje que me ha regalado y por haberme enseñado a amar aún más esta profesión que ambos compartimos a través de su entusiasmo y su dedicación. Y pasarán los días, y llegarán otros montajes y yo seguiré diciendo bajito y regocijado, con
esa felicidad que produce la interiorización de las cosas realmente importantes:
“He dirigido a Nuria Espert” . Gracias Nuria.

Miguel del Arco

 

FICHA

Autor: William Shakespeare
Traducción: José Luis Rivas Vélez
Dirección: Miguel del Arco
Escenografía: Ikerne Giménez
Iluminación: Juanjo Llorens
Creación sonora: Sandra Vicente

Reparto: Nuria Espert

Producción: Juanjo Seoane

Fechas y horarios: Del 8 mayo al 12 junio en el  TEATRO DE LA ABADÍA

 



 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR