TEATRO VALLE-INCLÁN

 

EL LABERINTO MÁGICO de Max Aub

Del 7 de junio al 10 de julio
Un proyecto de investigación del Laboratorio Rivas Cherif

En abril de la temporada pasada Ernesto Caballero en estrecha colaboración con el dramaturgo José Ramón Fernández iniciaban un taller de investigación teatral del Laboratorio Rivas Cherif en torno a El laberinto mágico, las seis novelas que Max Aub escribió acerca de la guerra civil española.

Un año más tarde y como producto de los procesos de investigación del Laboratorio Rivas Cherif, llega al Teatro Valle-Inclán El laberinto mágico. Podrá verse del 7 de junio al 10 de julio.

José Ramón Fernández es el encargado de la versión de las novelas de Max Aub y Ernesto Caballero dirige a un reparto formado por Chema Adeva, Javier Carramiñana, Paco Celdrán, Bruno Ciordia, Paco Déniz, Ione Irazabal, Borja Luna, Paco Ochoa, Paloma de Pablo, Marisol Rolandi, Macarena Sanz, Alfonso Torregrosa, Mikele Urroz, María José del Valle y Pepa Zaragoza.

 

José Ramón Fernández considera que “puede ser muy interesante para el público descubrir una historia que sucedió hace 80 años, pero que está sucediendo en algunas partes del mundo ahora mismo y que está sucediendo tal cual lo cuenta Max Aub en sus libros. Personas derrotadas en una guerra salen al exilio y necesitan ser acogidas.

 

EL LABERINTO MÁGICO en el Teatro Valle-Inclán

EL LABERINTO MÁGICO ©MarcosGpunto

 

El laberinto mágico

Si hay alguien que merece ser considerado español, ese es Max Aub. Fue español por voluntad propia, por una decisión constante mantenida en las circunstancias más adversas. Nacido en París en 1903, de padre alemán y madre francesa, Max Aub llega a España en 1914 y sale de ella en 1939 para un exilio que duraría el resto de su vida. Viajó a España en dos ocasiones en los años sesenta, pero nunca volvió a vivir en la que consideraba su patria. Pero, como él afirmaba, «se es de donde se ha hecho el Bachillerato».

Toda la experiencia vivida por Max Aub en los años centrales de su vida, los de la Guerra Civil española, los trasladó al inmenso corpus narrativo al que llamó El laberinto mágico. Lo componen seis novelas, Campo cerrado, Campo de sangre, Campo abierto, Campo del moro, Campo francés y Campo de los almendros, y un gran número de cuentos. El conjunto, que sobrepasa la mera crónica histórica para convertirse en un emocionante documento sobre la condición humana, es uno de los ciclos narrativos más importantes del siglo XX y sin duda el mejor de los dedicados a la Guerra Civil.

Ernesto Caballero

 

MAX EN EL LABERINTO

Lo he dicho muchas veces. En mi escritura he querido emular la maestría de Max Aub: su sabiduría al decidir esa puntuación respirada que llena todo de verdad; su audacia al redescubrir el idioma que llegó a ser más suyo que de casi nadie en su siglo; su capacidad casi mágica para crear un personaje con dos frases; su compromiso con la actitud irrenunciable de “ser ojo”. Eso lo copié – “he sido ojo” – en mi obra sobre la tragedia del Yakolev. En Las manos escribí “helor”, pensando en Max; en La tierra, los olivos plantados al tresbolillo y el recuerdo de los almendros, de la acción de esclarecer los almendros, aprendida en ese mismo Segorbe que le enseñó a Max un español sabroso, sensual, lleno de aromas, caliente. Lo menciono, claro, en la última obra que he escrito, la que he sacado de mi corazón, J’attendrai.

Me viene acompañando desde que leí Morir por cerrar los ojos siendo estudiante y me ha regalado momentos que me han hecho como soy, no solo con la lectura de sus libros: desde cuando le pedí un prologo para editar en Calambur Crímenes ejemplares a Eduardo Haro, hace veinticinco años; hasta el cariño con que me hablaba de él Carmen Negrín, cuando me regaló un libro sobre Max Aub en México.

En 2003 me pidieron un artículo sobre Max Aub para la revista ADE. “En los Campos – decía en aquellas páginas – se pueden encontrar vetas de magnífica literatura dramática aún sin explotar, de una gran modernidad y de un extraordinario atractivo. Queda dicho, para que conste donde convenga…” Y un día de enero de 2014, Ernesto me hizo el regalo de proponerme que me pusiera a trastear con las seis novelas de los Campos, reunidas bajo el título telúrico de El laberinto mágico. He hecho parte de este trayecto con la sola compañía de las conversaciones con Ernesto hasta que el pasado 5 de marzo comenzamos un gozoso proceso de creación sobre la propia piel de los actores, que han habitado un espacio vacío para dibujar docenas de lugares y de personas – Max no escribe personajes -, para vivir como presente palpitante aquellos tres años feroces de la guerra de España.

José Ramón Fernández

 

EL LABERINTO MÁGICO en el Teatro Valle-Inclán

EL LABERINTO MÁGICO ©MarcosGpunto

 

FICHA

Autor Max Aub
Dirección Ernesto Caballero
Versión José Ramón Fernández
Escenografía y vestuario Mónica Boromello
Iluminación Ion Anibal
Música y espacio sonoro Javier Coble
Diseño cartel Isidro Ferrer
Fotos marcosGpunto

Reparto: Chema Adeva, Javier Carramiñana, Paco Celdrán, Bruno Ciordia, Paco Déniz, Ione Irazabal, Borja Luna, Paco Ochoa, Paloma de Pablo, Marisol Rolandi, Macarena Sanz, Alfonso Torregrosa, Mikele Urroz, María José del Valle, Pepa Zaragoza.

Paco Casas, Javier Coble (Músicos)

Producción Centro Dramático Nacional
Un proyecto de investigación del Laboratorio Rivas Cherif

Fechas y horarios: Del 7 de junio al 10 de julio
de martes a sábado 20:30 horas y domingo 19:30 horas TEATRO VALLE INCLÁN

 

COMPRAR ENTRADA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR