TEATRO FERNÁN GÓMEZ

 

“El zorro sabe muchas cosas; el erizo sólo una pero importante”

Del 4 de mayo al 5 de junio

Juan Mayorga reescribe a pie de escena Animales nocturnos para la joven y comprometida compañía El Aedo Teatro

  • El dramaturgo madrileño ahonda en esta nueva versión revisada explícitamente para El Aedo Teatro, en el germen de la violencia, en las vidas dominadas por el secreto, en las relaciones desequilibradas y contaminadas, donde la manipulación y el control se convierten en poder y humillación.
  • El Aedo Teatro es una compañía privada andaluza que, dirigida por Jesús Torres, está formada por un elenco de jóvenes actores en la treintena con una sólida formación y una amplia visión y experiencia en el mundo profesional, que saben compaginar con éxito diversos proyectos. 

 

La Compañía El Aedo Teatro presenta ANIMALES NOCTURNOS de Juan Mayorga. Con dirección de Carlos Tuñón y con un reparto formado por Jesús Torres, Pablo Gómez-Pando, Irene Serrano y Viveka Rytzner.

 

La obra fue presentada en la Salle D´Evolution du Portique de Estrasburgo durante el Congreso Internacional de Teatro en torno a la figura del autor celebrado el 18 de noviembre de 2014. Y se pudo ver la temporada pasada en la Sala Mirador. Se podrá ver en el Teatro Fernán Gómez del 4 de mayo al 5 de junio.

Un thriller con ciertos rasgos pinterianos dirigido por Carlos Tuñón en el que el reconocido dramaturgo madrileño, interesado por la visión de la obra que aportaba la compañía y su trayectoria, ha querido ahondar en las relaciones que mantenemos diariamente los unos con los otros y también en las relaciones de pareja. Relaciones contaminadas como germen de la violencia, donde la manipulación, el poder y la dominación, la extorsión emocional, la humillación, el control, el secreto y el chantaje en en una dialéctica amo-esclavo casi hegeliana que no señala sino las carencias de uno y de otro- convierten la existencia en una lucha por salvar la cabeza cada día y alcanzar un trozo de dignidad en nuestro derecho a la belleza.

 

Se realizarán una serie de actividades paralelas llevadas a cabo por el Programa RÉPLICA.

El Programa RÉPLICA cuyo objetivo es dotar al espectador de herramientas para formar una nueva generación de espectadores capaces de valorar con criterio las artes escénicas. Dentro de este Programa, El Aedo Teatro propone, paralelamente a la representación de Animales nocturnos, “Diálogos en torno a la caja”, una serie de actividades con entrada libre que se llevarán a cabo en el teatro Fernán Gómez cada jueves hasta el 5 de junio.

 

12 de mayo tras la representación: Diálogo con el público.
Encuentro con Juan Mayorga y el equipo artístico de Animales nocturnos.

19 de mayo a las 18.30h. Diálogo en torno al teatro para jóvenes espectadores.
Con la participación de la compañía El Aedo, ASSITEJ-España (Asociación Internacional de Teatro para la Infancia y Juventud), programadores culturales, miembros de la comunidad educativa y jóvenes espectadores. Se analizará el impacto y el aprovechamiento del teatro como herramienta didáctica y como elemento artístico en la gestación de la identidad de los adolescentes.

26 de mayo a las 18.30h. Diálogo en torno al teatro de Juan Mayorga.
Con la participación de representantes del sector editorial, diferentes instituciones académicas y universidades.

2 de junio a las 18.30h. Diálogo en torno al teatro social.
Con la intervención de miembros de diferentes compañías teatrales, dramaturgos y colectivos de índole social.

 

Animales nocturnos de Juan Mayorga

 

El origen de Animales nocturnos

Animales nocturnos fue el primer montaje de sala Guindalera, se estrenó el 27 de noviembre de 2003, y permaneció en cartel hasta el 19 de diciembre de 2004.

La génesis de esta obra hay que buscarla en el Royal Court de Londres, para quien el autor también escribió 581 mapas, y donde Juan Mayorga fue uno de los cuatro autores de distintos lugares elegidos –residents writers-para escribir textos de diez minutos sobre la política de sus respectivos países. Lo más significativo en aquel momento era la ley de extranjería que había lanzado el gobierno, de modo que de aquello surgió El buen vecino, que a su vez dio lugar a Animales nocturnos –inspirado en la Cafetería Yakarta de Plaza Elíptica- sin que Animales nocturnos sea un desarrollo de El buen vecino, o El buen vecino sea la primera escena de Animales Nocturnos.

Esta puesta en escena de El Aedo en el teatro en el Fernán Gómez. C. C. de la Villa será la revisión del texto por el propio Juan Mayorga a partir de las perspectivas y nuevas aportaciones de esta joven y sólida compañía. Una metáfora del mundo en una obra teatral de uno de los máximos exponentes del teatro contemporáneo que apuesta por la recuperación de la palabra escénica y el respeto a la inteligencia de un espectador siempre consciente.  

 

NOTA DEL AUTOR

En el año 2002 el teatro Royal Court de Londres nos pidió a varios dramaturgos que escribiésemos piezas breves referidas a la situación política de nuestros países. En esos días se presentaba en España la llamada Ley de Extranjería, a mi juicio una segunda Constitución que dividía a los habitantes del país en “ciudadanos” y “no ciudadanos”, en “con derechos” y “sin derechos”. Eran días en que un ministro del interior francés que luego sería presidente de la República afirmaba que las fronteras en Europa ya no se establecían entre países, sino dentro de cada país entre dos grupos de población: legales e ilegales. Eran días en que una Europa que tenía dificultades para ponerse de acuerdo en cualquier cosa se mostraba sin embargo muy eficaz, a fin de abaratar costes, en la organización de vuelos nocturnos que, después de pasar por varios aeropuertos recogiendo inmigrantes africanos, los devolvían al otro lado del Estrecho de Gibraltar.

Mi respuesta al encargo del Royal Court fue ‘El buen vecino,’ que después de estrenarse en Inglaterra lo haría en otros países y se convertiría en embrión de ‘Animales nocturnos’. También esta obra, estrenada en 2003 en el Teatro Guindalera de Madrid, se ha hecho teatro en distintas lenguas y sociedades. Intuyo que si no ha dejado de representarse es porque, más allá de sus modestos méritos, da cuenta de una tensión que atraviesa todas las regiones del mundo.

Siento una enorme gratitud hacia la compañía El Aedo Teatro por haberse fijado en Animales nocturnos y por haberla puesto en escena con la inteligencia y sensibilidad con que lo ha hecho. Creo que el montaje de Carlos Tuñón, en el que ha contado con la asistencia y el impulso de Zoe Martín Lago, ha conseguido, sin perder de vista el origen político de la obra, mostrar otras dimensiones que para mí son no menos importantes. Su primer acierto ha sido reunir a cuatro magníficos actores. Pablo Gómez-Pando, Paula Iwasaki, Irene Serrano y Jesús Torres han construido cuatro personajes complejos, llenos de luz y de sombra. Personajes con un secreto que también lo es para mí.

Juan Mayorga

 

NOTA DEL DIRECTOR

Una gran caja de madera en el espacio invita al espectador a ser abierta, a descubrir qué encierra en su interior. Antes de desplegar sus múltiples caras, la caja se convierte en el bar donde un hombre escribe. Otro entra para celebrar algo. Son vecinos del mismo inmueble y lo que parece ser una conversación amistosa acaba deviniendo en una extorsión: el “buen vecino” utilizará la ley para ejercer presión sobre el otro, para obligarle a tener una relación de amistad que de otro modo no podría conseguir.

A partir de este encuentro de dos sombras, la caja se abrirá para introducirnos en la intimidad de las dos viviendas donde habitan estos hombres y sus parejas, seres encerrados como animales nocturnos de un zoológico. Sin darnos cuenta, entenderemos las razones que han llevado a alguien normal, a uno de nosotros, a utilizar el poder que el Estado le otorga en beneficio propio, y descubriremos que el extorsionado no se comporta como tal y es capaz de ejercer violencia sobre los otros, y que sus parejas, lejos de compartir sus deseos e insatisfacciones, deciden continuar a solas su viaje, cada una a su manera.

Un lector en escena revela el mundo sonoro de la obra y hace posible que escuchemos las acotaciones del autor. Esto potencia el silencio en el que están sometidas las dos parejas y la importancia de la voz y la palabra para conformar otro mundo posible. Así, como si de un cuento se tratase, se despliega ante el espectador una fábula sobre la condición humana, donde un refrán se repite en eco: “el zorro sabe muchas cosas, el erizo sólo una, pero importante”.

Animales Nocturnos plantea interrogantes de difícil respuesta y alerta sobre la débil línea que todos podemos cruzar en cualquier momento, fronteras que trazamos en nuestra vida, que nos aíslan y que acabamos imponiendo al otro. Una obra que nos obliga a mirar lugares que todos reconocemos y nos posicionará ante el horror de nuestros actos y de nuestro silencio.

Carlos Tuñón

 

SINOPSIS

El zorro sabe muchas cosas; el erizo sólo una pero importante

Un hombre escribe sentado en el interior de un bar. Otro hombre aparece para celebrar una noticia.

De este encuentro de dos sombras anónimas surgirá una relación marcada por el miedo y la tentación de dominar al otro.

 

ANIMALES NOCTURNOS de Juan Mayorga en el Teatro Fernán Gómez

 

FICHA

Autor: Juan Mayorga
Dirección: Carlos Tuñón
Dramaturgia: Jesús Torres
Asesora Teórica: Zoe Martín Lago
Diseño de Escenografía: Alfonso Pizarro
Diseño de iluminación: Jesús Díaz Cortés
Reparto: Jesús Torres, Pablo Gómez-Pando, Irene Serrano y Viveka Rytzner.

Compañía El Aedo Teatro

Fechas y horarios: Del 4 de mayo al 5 de junio
Martes a sábados: 20:30 horas. Domingos: 19:30 horas en el TEATRO FERNÁN GÓMEZ
Funciones matinales en campaña escolar: 10, 11 y 19 de mayo

DESCARGAR DOSSIER

 


ANIMALES NOCTURNOS, DE JUAN MAYORGA. from Jesus Torres on Vimeo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR